METERSE EN LA CAMA Y NO QUERER SALIR

A veces hay momentos en que por circunstancias de la vida, por golpes de la vida, una desea meterse en la cama y no quiera salir.

Yo, jefa de esta tribu, he perdido a mi chamana y el indio ttipi ha perdido a su amona xarra xarra (que es como llamabamos a su bisabuela, a mi abuela). Es verdad que la vida sigue adelante, aunque a veces duela, y consuela saber que a los 98 se haya ido tranquila. Quería intentar contarte maneras que nos ayudan a hablar de la muerte con los niños, pero me es un poco dificil todavía y os lo cuentan mejor aquí y aquí.

Por eso, qué mejor que seguir con lo que tenía previsto, aunque algo más tarde y más escueto. Siguiendo con las camas bajas que te enseñe aquí, tenemos una cama con dosel enorme como principal elemento de esta habitación en blanco y negro. Además vemos como ocurre en casi todos los dormitorios  que te enseño que las zonas están bien diferenciadas.

Meterte en la cama y no salir 517817-bilbana 517819-plåtskåp 615654-barnrum

El dormitorio en blanco y negro lo he visto en ésta página sueca.

Y tú, ¿vas a seguir adelante pase lo que pase?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s